Octubre 31, 1517, hace precisamente 500 años atrás, el humilde y para entonces desconocido monje Martín Lutero publicó un documento a la puerta de la Catedral de Wittenberg, donde este teólogo católico presidía. Usando argumentos lógicos y bíblicos, convocó al predicador de indulgencias, Johann Tetzel, a presentarse para un debate en público. Johann Tetzel era uno de muchos encomendados por la Iglesia Católica Romana para vender indulgencias en todo el imperio. Supuestamente, estas indulgencias daban entrada libre al cielo con la autoridad del Papa a todo aquel que lo compraba. Lutero argumentó que, si el Papa podría perdonar pecados, contradiciendo en sí la Palabra de Dios, ¿por qué no desearía mandar gratuitamente a todos al cielo de una? La motivación era clara – avaricia.

El documento que un airado Lutero puso sobre la puerta de la catedral esa noche era una forma conocida de pedir un debate público; nunca pudo prever que este pequeño gesto transformaría el mundo por siempre. Sin su conocimiento, el documento fue quitado de la puerta y llevado a la imprenta. En poco tiempo este documento, famosamente llamado las 95 Tesis, se había expandido por todo el Sacro Imperio Romano hasta ser leído por el mismo Papa. Martín Lutero de inmediato fue acusado de herejía y prometido la temible excomulgación. Pronto se le convocó a un tribunal, donde sería juzgados por miembros de la Santa Inquisición. Era sin duda el peor peligro que uno podía correr en la Edad Media. ¿Qué haría Martín Lutero? ¿Se callaría o se enfrentaría a los diablos enmascarados de la Santa Inquisición?

Confesiones de un inquisidor por Christopher R. Mattix es una novela histórica que recuenta la historia de Antonio de la Cruz, quien vivió en la época de la Reforma. Antonio era un prodigio de la Iglesia Católica Romana, entrenado para formar parte de la Santa Inquisición. El libro recuenta su historia desde su juventud en Sevilla, España, donde nos pinta a todo color como fue escogido a unirse a esta organización tan peligrosa y secreta. Antonio relata su iniciación a la Santa Inquisición, nos muestra las motivaciones carnales detrás de la Santa Inquisición y nos lleva a los tenebrosos calabozos para ver las torturas más diabólicas de la historia humana.

Antonio de la Cruz nos intima como su conciencia quemaba en su ser en este tiempo, anhelando conocer la verdad. ¿Acaso Dios quería que se defienda la fe con espadas sangrientas, violaciones desenfrenadas y torturas inhumanas? ¿Acaso Jesús murió, su cuerpo lacerado y sangriento sobre una cruz romana, sólo para vernos matarnos unos a otros en Su Santo Nombre? Y, sobre todo, ¿había perdón para uno como Antonio, un inquisidor?

En su desesperación por conocer el verdadero carácter de Dios, Antonio viaja a Roma, donde un célebre doctor de Teología respondería muchas de sus dudas. Juntos viajan a Worms, Alemania para presenciar el tribunal de Martín Lutero. La vestimenta de Antonio seguía siendo la capucha negra del inquisidor, pero su corazón estaba cambiando, anhelando el perdón de Dios. ¿Habrá esperanza para este inquisidor, quién tanto había pisoteado el nombre de Dios? Y, ¿cómo podría escapar de los tentáculos de la Santa Inquisición, a la cual había prometido su lealtad, a pena de muerte?

La autora Jeanette Windle, ganadora de premios internacionales por sus libros, tales como Zona de Despeje y Paz Ardiendo, quedó encantada con el libro, recomendándolo así:

Confesiones de un Inquisidor es una historia impactante que demuestra con tan brillante claridad como las mismas estrellas en el cielo que, a pesar de la crueldad de que es capaz una humanidad sin Dios, la redención y gracia de nuestro Padre Celestial siempre vencerá”.

Jorge Schulz, misionero en Bolivia y escritor de Siguiendo al maestro, tras leer el libro, lo denominó como “excelente” y así nos lo recomendó:

Confesiones de un inquisidor es una novela histórica bien escrita que añade un toque humano a una época turbulenta de la historia… El libro nos permite ver de cerca los horrores de la Inquisición, como también la corrupción que imperaba en la iglesia romana en el siglo XVI. A la vez, brillan en ese contexto oscuro, las gloriosas verdades de evangelio que fueron descubiertas por Antonio. Además, el libro nos permite acompañar al reformador Martín Lutero en su peligrosa labor de sacar a la luz el verdadero mensaje de Cristo. El autor deja muy claro que el evangelio es un tesoro de tan grande valor que vale la pena incluso dar la vida por él… Al celebrar los 500 años desde el inicio de la Reforma, este libro hace un aporte valioso a la celebración de tan importante evento. Ayudará a muchos a apreciar y a entender con mayor claridad el significado de aquellos magnos sucesos que cambiaron la historia”.

Keila Ochoa, la reconocida autora mexicana de Palomas y Donají, también dio su apreciación:

“Cicerón escribió que: ‘No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños’. Hablamos mucho de la Reforma, ¿pero conocemos qué sucedió? ¿Comprendemos el contexto que rodeó a sus principales protagonistas y a los que no se han nombrado en las páginas de la historia pero que han dejado un legado para futuras generaciones? Si un libro de historia nos resulta complicado, difícil de cargar por ser voluminoso, o simplemente inaccesible, Christopher R. Mattix nos entrega ahora, a través de la ficción, una aproximación a los hechos que transformaron el siglo XVI. Respetuoso del contexto, las formas literarias y el lenguaje de la época, a través de la presente obra podremos conocer un poco más de lo que implicó la revolución iniciada por Martín Lutero. Es hora de crecer y conocer más sobre nuestra historia”.

Mi deseo es que el libro sea una herramienta para que creyentes logren conocer en una forma viva y atractiva la Historia de la Iglesia, en particular los sucesos de la Reforma, iniciada por Martín Lutero. El siguiente propósito, igual de importante, es para que miembros de la Iglesia Católica Romana sepan de los terribles abusos que cometieron muchos de sus líderes en el pasado, por dejar atrás la Palabra de Dios y seguir su propia carnalidad. El llamado para todos es a conocer el verdadero carácter de amor, gracia y perdón que fluye de nuestro Señor Jesucristo, Quién murió por nosotros para darnos el único y bendito camino a la vida eterna.

Como autor, doy gracias al Señor por tener la oportunidad de publicar Confesiones de un inquisidor por medio de la Editorial Desafío, reconocido internacionalmente como una de las más importantes en el ámbito cristiano. Confesiones de un inquisidor será lanzado a nivel internacional el 14 de abril, 2017. Eventos para celebrar este suceso están programados para EEUU, Bolivia, Perú, etc. Para más información, por favor visitar: www.facebook.com/confesionesdeuninquisidor. Gracias por sus oraciones y apoyo, Dios les bendiga.

Soli Deo Gloria.

 

Christopher R. Mattix
Autor del libro, Confesiones de un inquisidor.

1 Opina

  • BobbuBrowne Publicado 2 mayo, 2017 11:32 am

    Hello! Cool post, amazing!!!

Añadir Nuevo Comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados.